Leaders of Roots of Hope involved in subversive project “Cuban Twitter”.

Its leaders recently accompanied Cuban blogger and Castro critic Yoani Sanchez to Washington, where she met with Vice President Joe Biden.

Article by: CHRISTINE ARMARIO , Associated Press
MIAMI — Leaders with the largest nonprofit organization for young Cuban-Americans quietly provided strategic support for the federal government’s secret “Cuban Twitter” program, connecting contractors with potential investors and even serving as paid consultants, The Associated Press has learned.
Interviews and documents obtained by the AP show leaders of the organization, Roots of Hope, were approached by the “Cuban Twitter” program’s organizers in early 2011 about taking over the text-messaging service, known as ZunZuneo, and discussed how to shift it into private hands. Few if any investors were willing to privately finance ZunZuneo, and Roots of Hope members dropped the idea. But at least two people on its board of directors went on to work as consultants, even as they served in an organization that explicitly refused to accept any U.S. government funds and distanced itself from groups that did.
The disclosure could have wide repercussions for what has become one of the most visible and influential Cuban-American organizations. Roots of Hope has been a key player in events like Latin pop star Juanes’ 2009 peace concert that drew more than a million people in Havana and in the promotion of technology on the island. Its leaders recently accompanied Cuban blogger and Castro critic Yoani Sanchez to Washington, where she met with Vice President Joe Biden.

RAICES Y YOANI SANCHEZYoani Sánchez con Chris Gueits a su izquierda,Rául Moas (sentado a la izq.), y Felice Gorordo( de pie, tercero de izq. a der).

Chris Sabatini, senior director of policy at the Americas Society and Council of the Americas, said he wasn’t surprised that Roots of Hope’s leaders had been approached by U.S. Agency for International Development contractors about the ZunZuneo project, given the large sums of money USAID has available and the limited number of creative, tech-savvy groups that work on Cuba issues.
“I think it does risk tainting the group, a group that I think has done amazing work and changed the discussion and mobilized a new generation toward a much more pragmatic agenda,” Sabatini said.
It also comes at a sensitive time; the nonprofit is looking to help Sanchez develop a new independent media project in Cuba. Links to the USAID program could make that prospect more difficult, as the Cuban government views the Twitter-like endeavor as yet another U.S. effort to undermine its communist system. Sanchez herself has also been adamant in not accepting any government funding.
Matt Herrick, a USAID spokesman, declined to provide the names of any individuals employed by its contractor, but said Roots of Hope… Sigue leyendo

Anuncios

Obama, Heartbleed y la delincuencia digital.

El Presidente de EE.UU. autorizó a la NSA a robar información de servidores en Internet.

NSA OSCURA nsa-cyber-command

• La NSA habría accedido a nombres y contraseñas de cuentas de Facebook, Gmail, Instagram, Google, Yahoo, Dropbox, Soundcloud y otros servicios de redes sociales, de intercambio de imágenes, de música y blogs.
• Según el NYT aprovechando una “falla de seguridad” en un programa para servidores en Internet, conocida como Heartbleed, la NSA obtuvo las claves de acceso de millones de usuarios en EE.UU. y el mundo.
• La administración Obama al no alertar sobre esta “falla de seguridad” pudo haber dejado desprotegidos a los usuarios de Internet de todo el mundo frente a las actividades de delincuentes cibernéticos.
• De confirmarse los informes difundidos por The New York Times, las coartadas del mandatario estadounidense de que no conocía los vastos dispositivos desarrollados por la NSA para el espionaje masivo se vendrían abajo.

De acuerdo con informes difundidos ayer por The New York Times, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, autorizó a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) que sacara ventaja del descubrimiento de fallas de seguridad en un programa para servidores de Internet que podrían revelar las claves personales de decenas de millones de usuarios y que, en vez de dar aviso a los desarrolladores de ese sistema y al público en general, los aprovechara para espiar a un número indeterminado de personas, empresas y gobiernos.
La falla mencionada, conocida como Heartbleed (corazón sangrante) y dada a conocer apenas la semana pasada, permite el robo de información cifrada almacenada en servidores, como nombres y contraseñas de cuentas de Facebook, Gmail, Instagram, Google, Yahoo, Dropbox, Soundcloud y otros servicios de redes sociales, de intercambio de imágenes, de música y blogs.
En la catarata de revelaciones sobre las actividades de vigilancia furtiva –e ilegal, según las legislaciones de muchos países– puesta en práctica por el gobierno de Estados Unidos, ésta es la primera que involucra directamente al mandatario de ese país; antes de ella, Obama ha podido argumentar que no conocía los detalles de los vastos dispositivos de espionaje desarrollados por la NSA que se han dado a conocer desde junio del año pasado, cuando el ex contratista de esa dependencia Edward Snowden los filtró al público. En consecuencia, el huésped de la Casa Blanca se ve colocado en una situación mucho más frágil por cuanto, de confirmarse el señalamiento, sus coartadas en el tema del espionaje masivo se vendrían abajo.
Una implicación mucho más grave de la información difundida ayer por The New York Times es que el gobierno de Washington, en su afán de obtener en forma ilícita información confidencial de individuos, corporaciones e instituciones oficiales, pudo haber dejado desprotegidos a los usuarios de Internet de todo el mundo frente a las actividades de delincuentes cibernéticos que han venido aprovechando la falla de seguridad en los servidores que utilizan OpenSSL para defraudar, extorsionar, suplantar identidades, obtener información para cometer secuestros y otro sinfín de ilegalidades.
En esta perspectiva, resulta grotesco el pretexto urdido por el gobierno estadunidense para justificar sus acciones de espionaje con base en una pretendida preocupación por la seguridad nacional cuando, para llevar a cabo esa vigilancia furtiva, se desentiende de procurar la seguridad a secas de sus ciudadanos, de sus empresas e incluso de sus propias dependencias de gobierno.
Lo que ha venido haciendo Washington, en suma, a juzgar por la información comentada, es aprovechar la misma zona oscura de los errores de programación y los mismos métodos que utiliza la criminalidad cibernética para atacar a sus víctimas, y ello retrata de manera preocupante, pero fiel, la bancarrota moral a que se ha ido dirigiendo el poder público estadunidense bajo la presidencia de Barack Obama.
Tomado de La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/2014/04/14/opinion/002a1edi